FAMILIA, OCIO y DEPORTE

 

BlogLa revolución de los vatios

15 noviembre, 20191

En el mundo de la bici siempre se ha trabajado utilizando la frecuencia cardiaca como herramienta para medir la intensidad de los entrenamientos. Desde hace algún tiempo el entrenamiento por vatios está en boca de todos, cada vez más y más ciclistas se instalan un medidor de potencia en sus bicis. 

Vamos a desglosar por qué el entrenamiento por vatios es interesante y en un futuro no muy lejano se convertirá en obligatorio para muchos.

  1. Mejor control y gestión del esfuerzo: Con la utilización de un medidor de potencia somos capaces de regular nuestros esfuerzos. Además, podemos saber en qué momento vamos por encima de nuestros límites y tener claro si luego tendremos que pagar un esfuerzo extra o si podemos mantener esos vatios durante mucho tiempo.
  2. Mejor regulación de las cargas de entrenamiento: Con un medidor de potencia podremos hacer unas series exactas a lo planificado y desde el primer momento estaremos trabajando dentro del plan establecido. Esto es un gran avance respecto el entrenamiento clásico por pulsaciones. Con él, el trabajo específico era más dificultoso y no quedaba muy claro si la serie empezaba cuando alcanzábamos el pulso exigido o si bien la series empezaba realmente antes.
  3. Mayor fiabilidad: los medidores de potencia son más fiables a la hora de interpretar los esfuerzos que las pulsaciones. La frecuencia cardiaca se puede ver afectada por muchos factores: cansancio, estrés, falta de sueño, etc. Con los potenciómetros el análisis científico de los valores generados se ha convertido en una aspecto realmente útil. Los software que manejamos son mucho más precisos con los vatios que con el pulso a la hora de cuantificar la carga de trabajo: TSS, CTL, IF, etc.
Después de ver todas las ventajas de entrenar por vatios, ¿estás dispuesto a dejar pasar la oportunidad de empezar a darle un giro a tu modo de entrenamiento?
¡Ven a Watts Lab en el Club de Campo K7 y comenzamos!

One comment

Comments are closed.

Todos los contenidos © Club de campo K7. Todos los derechos reservados.